Historia

PORTADA > HISTORIA DE LAS FLAUTAS


 

HISTORIA

Posiblemente la flauta que hoy en día conocemos sea uno de los instrumentos musicales más antiguos y más comunes a lo largo de la historia. La invención de la flauta está totalmente ligada a la imitación de la naturaleza, puesto que históricamente se afirma que se creó para imitarla.

Flautas primitivas

Las civilizaciones primitivas hacían uso de todo tipo de materiales para construirlas. Algunos ejemplos son el hueso, la caña y hasta incluso hueso de animales o los propios cuernos de éstos.

flautas primitivasSin tener archivo sonoro de la civilización egipcia, podemos afirmar que este instrumento también tuvo un papel muy importante durante este periodo, puesto que se poseen documentos encontrados en tumbas que representan el instrumento.

Aunque se cree que la existencia de la flauta en la antigua China fue mucho más anterior, historiadores expertos en la temática datan el siglo XXIII a.C. Como fecha importante, puesto que tienen documentos que corroboran la existencia de flautas de pan en este siglo.

flautas 3 Obviamente también se tienen datos de la utilización de la flauta en otros países y civilizaciones contemporáneas como India, Israel o Japón. En estos países las flautas se realizaban utilizando bambú agujereado al que se llamaba "siau" o "ougob". Este último resulta citado en el libro del Génesis.

flautas 4

 

Los referentes de flautas que se conocen del período romano se centran en la fídula. Se trataba de una flauta recta con dos tubos.

 

 

Edad media

Y es en la Edad Media cuando ya se tiene la firme creencia de la flauta más parecida a la que conocemos hoy en día. En concreto de la flauta de pico o flauta dulce, eran muy usadas en la música profana. Para la elaboración utilizaban materiales como cerámica, hueso, madera, caña, etc. todos ellos agujereados. En la actualidad no se conoce con exactitud del número de agujeros que componían las flautas, aunque era variante.

A un nivel más estatal, las primeras flautas que se conocen en España, las flautas dulces, se encuentran en Cataluña, alrededor de 1930, en el retablo de la Iglesia de Santa Clara de Barcelona. En dicho retablo aparece una Virgen con el Niño. También se ha encontrado en el retablo del Monasterio de Sant Cugat del Vallés, donde encontramos seis ángeles músicos.

De esta época medieval, se conservan dos flautas dulces: la flauta "Dordrecht" del siglo XIII y la flauta "Würzburg". De esta última únicamente se conserva una parte, concretamenet la del tercio inferior.

Otra de las flautas medievales más comunes, es el "galoubet". Concretamente proviene de Provenza, en Francia. Se caracteriza por tener únicamente tres agujeros y por la posibilidad de tocarla con una sola mano. Es común que los que tocaban este instrumento, con la otra mano que les quedaba libre, tocaran un tamborín.

Renacimiento

Ya de la etapa posterior, el Renacimiento, se conservan muchos más ejemplares de flauta, concretamente alrededor de 150. Gracias a los avances en el campo de la elaboración de instrumentos, las flautas empiezan a agruparse en familias.

El compositor y organista alemán Michael Praetorius, describió en "Syntagma Musicum. De Organographia" la familia de las flautas de pico. Las flautas de pico fueron las más populares de la época, aunque las traveseras seguían teniendo un papel importante. También fue la época en que todos los instrumentos de viento realizados en madera sufrieron un rediseño.

Con la aparición del sistema temperado, la flauta sufrió un período de adaptación a estas innovadoras reglas. Con este motivo, la flauta travesera fue forjándose un sitio muy impmortante, desbancando a la flauta de pico, que estuvo en lo más alto durante tres siglos.

De hecho, se datan las primeras partituras para flauta travesera en el siglo XIII. Cuatro años más tarde, ya empezaba a formar parte de la orquesta.

Barroco

La época del Barroco aporta muchas novedades a la historia de la flauta, puesto que en este momento, se realizan muchos avances en el terreno de la elaboración de flautas traveseras. Es el momento en que se decide dividir en tres partes el instrumento. De esta manera se posibilitaba acortar o alargar el tubo para conseguir afinarlas con otros instrumentos.

Clasicismo

En el clasicismo Carta, Siccama, Pratton y Radcliff aportaron su granito de arena en el diseño de la flauta. En 1800 se añadieron dos llaves más a las flautas, teniendo en este momento 8 en total. Y durante todo el siglo se fueron introduciendo nuevos cambios a las flautas, todos ellos debidos a la industrialización.

1800 también es el año en que la flauta empieza a aparecer en los repertorios de orquesta, concretamente y por ejemplificar, en las sinfonías de Beethoven.

A partir de este momento, se realizaron muchísimas innovaciones, hasta el día en que Theobald Boehm en 1832 enseñó al mundo su sistema de digitación. Este método, a día de hoy, continua utilizándose en la construcción de la flauta travesera, siendo la flauta de Boehm el modelo de las flautas que conocemos hoy en día. Algunos de los fundamentos que defendía Boehm son los siguientes: los agujeros de las flautas tenían que ser lo más anchos posible y encontrarse en sitios correctos acústicamente; la flauta debería tener un numero concreto de llaves cubriendo todos los agujeros y que todas las llaves tenían que permanecer abiertas en la posición de descanso, exceptuando el sol #.

Las flautas más novedosas de la época estaban realizadas en un tubo cónico, hasta que en 1846 Boehm ideó el tubo cilíndrico moderno con una cabeza parabólica. Con esta innovación se logró corregir la afinación y se homogeneizó el timbre de los diferentes registros.